Pandemia, trabajo y nuevos paradigmas

¿Nos hemos puesto a pensar reflexivamente, si la necesidad de encontrar una pronta solución, es solamente la imperiosa necesidad de que las masas vuelvan al consumo conspicuo, o si realmente existe una preocupación por la salud

Por Carlos Garcés Hernandez

El trabajo es una esclavitud forjada a partir de la transformación impuesta con la revolución industrial y la necesidad compulsiva de contar con mano de obra para alimentar la máquina febril de la productividad capitalista.

La actual pandemia ha sumido a la sociedad actual en el marasmo y el colapso de este modo de producción a niveles similares a las crisis cíclicas del capitalismo descritas por Marx y también por otros eminentes economistas. La adaptación corre de la mano con la necesidad de mantener la maquinaria consumo/producción y millones de dólares son destinados a buscar la cura que permita nuevamente al mundo volver al frenesí del consumo, lo que se demuestra en especial en estas fiestas de fin de año en las cuales las masas consumidoras acicateadas por el impulso salen en torrentes a las calles, obviando toda medida sanitaria para satisfacer el consumo.

 

¿Nos hemos puesto a pensar reflexivamente, si la necesidad de encontrar una pronta solución, es solamente la imperiosa necesidad de que las masas vuelvan al consumo conspicuo, o si realmente existe una preocupación por la salud?

La pandemia le ha dado un respiro a la vorágine capitalista, a la sociedad del consumo, dominada por los gurús de la economía, de las cifras de crecimiento, y los equilibrios macroeconómicos, el confinamiento nos ha permitido volver a valorar la cercanía y la necesidad de los vínculos familiares, a sentarnos a comer todos juntos, pero también a generar más conflictos inevitables en una obligada convivencia. También nos permite pensar sobre los límites del trabajo y la necesaria reflexión sobre su real sentido. Una esclavitud o una forma de vida. Trabajar para vivir o vivir para trabajar. ¿Cuál es el sentido real del trabajo?, somos solo meros entes productivos o sujetos humanos trascendentes, ya sea desde una perspectiva religiosa, espiritual, humanista?. El progreso de la ciencia ha permitido hazañas increíbles como traspasar los límites de nuestro propio hogar terrenal y buscar en el infinito respuestas a las interrogantes originarias del ser humano. El progreso ha permitido en tiempos récord encontrar una cura a esta enfermedad y seguramente significará un significativo avance colateral en muchos otros aspectos científicos. La necesidad de nuevas formas de trabajo a distancia, nuevas tecnologías,y en definitiva nuevos paradigmas se abrirán paso en estos tiempos.La economía finalmente se recuperará y volverán los indicadores a marcar números azules. Pero el mayor aprendizaje puede estar en volver a considerar que el trabajo en si mismo no es lo único que permite al ser humano desarrollarse, que lo colectivo y la protección social son fundamentales para la protección del colectivo, que el empresario no es nada si no cuenta con la fuerza de trabajo necesaria, que los sistemas de salud y la protección social del estado son fundamentales para impedir las catástrofes que están al acecho, que la iniciativa y el emprendimiento individual no pueden prescindir del apoyo de un estado que se preocupe realmente del bienestar y el bien común y que el lucro como factor de desarrollo, no es lo único que permite el desarrollo de la sociedad, que el esfuerzo mancomunado, colectivo, colaborativo son también fuerzas poderosas , necesarias e imprescindibles para el progreso de la humanidad.

Ojalá que este tiempo de pandemia, de ensimismamiento y reclusión forzada nos permita mirar más al interior de cada uno de nosotros y sepamos mirar a nuestro alrededor a todos y todas las que construyen día a día una sociedad y donde cada oficio, profesión, trabajo y/o actividad humana es tan o mas importante en el contexto social y que nadie sobra o está demás en una sociedad que no puede seguir mirando en el individualismo su único referente.

Crédito: ElQuintopoder

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir chat
¿ Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?