AVE DEL PARAÍSO – STRELITZIA

El ave del paraíso, de nombre científico (Strelitzia reginae), es una especie de angiosperma herbácea, rizomatosa originaria de Sudáfrica que se desarrolla cultivada en jardines en regiones tropicales y subtropicales.

El término científico de esta planta reginae del Latín = «de la reina», está dedicado a la reina Carlota de Mecklemburgo-Strelitz, esposa del rey Jorge III de Inglaterra, muerta en 1818 y aficionada a la botánica.

Planta herbácea, con forma de mata y hojas con largos pecíolos, con una altura promedio de 1,5 m y un diámetro 1,8 m. Las hojas son alternas, pinnatinervadas y dísticas. Las flores son hermafroditas, asimétricas, polinizadas por aves, en grupos cinciniformes protegidos primariamente por grandes brácteas varias laterales y con frecuencia largamente pedunculadas. El perigonio está formado por 6 tépalos distribuidos en dos grupos, los tres externos iguales y libres, los tres internos desiguales y generalmente soldados, uno de mayores dimensiones y plegado en forma de flecha rodeando al estilo. El gineceo presenta 3 carpelos soldados, el ovario esínfero, trilocular, con numerosos primordios seminales. El fruto es una cápsula valvicida que se abre por 3 valvas.

Necesita luz intensa tres o cuatro horas diarias de luz solar directa, no florece con luz inadecuada. Durante el periodo de crecimiento activo, puede cultivarse en condiciones normales. Necesita de riego moderado y humedad normal.
Entre marzo y octubre requiere grandes cantidades de agua.
Las aves del paraíso son muy sensibles al ataque de las cochinillas.

El néctar dulce que tiene esta planta es lo que más atrae a los pájaros, y al acercarse a ese néctar los pájaros son los que mueven el polen de flor a flor. Así, gracias a esta polinización cruzada se consiguen resultamos mejores.
Los cuidados básicos para el mantenimiento del ave del paraíso consisten en intentar mantener una temperatura cálida: superior a 10 grados y evitar que bajen de los 5 grados. La tierra deberá estar bien drenada y se recomienda que el PH sea alrededor de 7,5.

En verano se recomienda regar regularmente la planta pero en invierno puede permanecer más tiempo sin necesidad de tantos riegos. Hay que tener cuidado a la hora de regarla, ya que si el suelo está demasiado húmedo, podría dañar a la planta con la aparición del hongo que hace que la raíz se pudra. Además, estas plantas se suelen utilizar mucho en zonas costeras ya que resisten muy bien el viento.

Cuando la flor se marchita es importante realizar un corte desde la base para eliminar la parte marchita y ayudar a que vuelvan a salir más flores, ya que de la intersección de la base de la hoja suele salir un tallo de flor.

 

Créditos: wikipedia – hogarutil.com

COMPARTE EL ARTÍCULO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir chat
¿ Necesitas Ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?